8 Marzo: Si hoy es nuestro día, ¡qué nos pille trabajando!

Si hoy es nuestro día ¡qué nos pille trabajando! como dice el título de este post, estamos al pie del cañón. Hoy 8 de Marzo, a las 6.00 hrs de la mañana suena el despertador, para levantar un nuevo día, eso sí, nada especial, solo es el Día de la Mujer Trabajadora. Así que, como es un día como otro cualquiera, dedicamos este post a todas las mujeres, en el amplio sentido de la palabra.

Que quede claro, que no planteamos este artículo como una reivindicación feminista, sino como un pequeño homenaje a todas esas mujeres que sacan la fuerza, la ilusión y el coraje de donde no las hay para seguir cada día. Porque nos gusta pensar que todo eso de “la liberación de la mujer” valió la pena (aunque muchas mujeres sigan pensando que con trabajar dentro de casa es suficiente, como para que también tengamos que trabajar fuera…¿dónde está el chiste?).

6.00 hrs – (y si tienes hijos, probablemente un ratito antes) suena el despertador, te duchas (tan rápido que ni al agua le da tiempo a llegar a tu cuerpo), antes de que enciendan las luces de la calle y el peque se despierte, porque sino ¡la liamos!, con la agenda repleta de reuniones y “yo con estos pelos” (eso sí, las mujeres seremos currantes pero aplicamos a “pie juntillas” la mítica frase de “antes muerta que sencilla”) así que ducha y desayuno a sorbitos frente al ordenador, a esa hora, deben abrir Facebook, Twitter y el resto de redes sociales pero por lo visto, llegas tarde… ya están todos allí otra vez. Antes de que la casa y el mundo vuelvan a la vida, y si es posible ya con el ojillo pintado y las pestañas puestas, pues no sabes, qué imprevistos y aventuras te deparará el día, así que arreglada desde el punto de la mañana.

8.00 hrs. Niño – guarde (o cole, porque si fuese instituto sería muchísimo mejor, acabarías antes, no tienes que hacer la cama, ni recoger su habitación ni darle el desayuno). Porque eso de la conciliación es un mito, una leyenda urbana, a no ser que “conciliar” signifique hacer el doble de actividades por el mismo precio y con las mismas 24 horas cada día, entonces sí, conciliamos (y apostamos lo que sea a que Dios, no era mujer…) ;-)

9.00 hrs. Casa semi-recogida (porque con niños, el pack completo es misión imposible (igual si aparece Tom Cruise por la puerta y nos echa una mano, entonces, podría ser, pero mientras tanto…). Coges al peque, el bolso, las llaves de casa, las llaves del coche, gasofa, niño cinturón de seguridad… parece que todo va bien (cross fingers!) y…. Oh Oh! Houston tenemos un problema: el niño vomita. No pasa nada cariño, estas cosas pasan. Otra vez a casa, coge niño, cambia niño, lleva niño a la guarde y vete a la primera reunión del día, mientras, con el manos libres del coche hablas con tu compañera de trabajo y planificas la jornada laboral. En la radio, de fondo, el curso de inglés (ya sabes, no puedes dejar los idiomas que ahora la globalización es un hecho). Ah! mentalmente preparas la reunión y cuando llegas te hacen esperar más de media hora (y piensas, ¡oh Dios! para qué se levantarán los panaderos). Bueno, aprovechas el tiempo para gestionar las redes sociales, leer y contestar algunos emails, hacer algunas llamadas…

12.00 hrs. Reunión ok, vuelta a la oficina sin olvidar el chupete del peque que se te ha caído al sacar el Ipad del maletín, y eso sí que es una herramienta de trabajo importante (silenciador de lloros), imposible vivir sin ella. Tras la jornada mañanera de lo más entretenida: gestión de blogs, redacción de textos, mensajes, mails, llamadas, analítica, redes sociales, mensajes, tweets, presupuestos, planificación de acciones… (porque recuerda que además, eres emprendedora)…

14.30 hrs. Hora de comer. Uy! el peque en la guarde ¿alguién tendrá que recogerlo no? venga, no seas “mala madre” vete a por el niño, que para eso es tuyo, y ya que lo vas a dejar toda la tarde con su padre, abuelo ó quien se quiera quedar con él porque tú tienes que seguir trabajando. Un bocadito rápido y sigues trabajando. Tweets, mensajes, llamadas…

16.00 hrs. Reunión de tarde, después un poquito de “chapa y pintura” porque tienes la presentación a medios de comunicación del producto de uno de tus clientes. Pon tu mejor sonrisa, saca tus armas de relaciones públicas (que lo hombres, dirán lo que quieras, pero las dotes de comunicación y empatía, nos las dieron todas a nosotras…).

Bienvenidas, listados de prensa, habla, habla y habla (algo que se te da de miedo), entre todo el jaleo echas un vistazo al móvil para ver un mensaje “cariño, recuerda que mañana tenemos que llevar la tarta por el cumple del peque, ¿la haces tú no?” ¡Tartas! es eso estoy pensando yo ahora…

Sigues haciendo contactos, networking: “hablamos mañana”, “nos ha encantado la propuesta”, “mándanos fotos en alta resolución”, … bla, bla, bla…

21.00 hrs. Vuelves a casa. Tu peque te espera llorando a moco tendido porque te ha echado de menos ¡ayyyyy ésto si que hace feliz a una mujer! unos cuantos mimitos, baño, prepara la cena, la tarta (que no se te olvide), cuéntale un cuento (si puede ser en inglés mejor, básicamente para que se vaya acostumbrando..), peque dormido ¡al fín! sofing… La casa sigue “semi-recogida” porque claro, a lo largo del día, no se ha recogido sola y cuando pensabas que ya había acabado todo… llega tu churri “con ganas de mambo”… (¡Ooooooh Diooooos! ésto no puede ser real! ) ;-)

Y si por todo ésto no nos merecemos un homenaje, ¡qué baje Dios y lo vea!

PD: Gracias a todos esos hombres que nos tratan como princesas, porque seguramente ellos han sido educados por una reina.

Si te ha gustado este post, suscríbete aquí y recibirás gratis todas nuestras actualizaciones

Compártenos!

Publicado en por masquecomunicacion en Emprendedores, Mas que Comunicación, Pymes

5 Respuestas a 8 Marzo: Si hoy es nuestro día, ¡qué nos pille trabajando!

  1. Javier Villalba

    Tenéis mucha razón. Os felicito.
    Saludos y muy buen día, preludio de otros mejores en los que ya no sea necesario celebrar este día,

     
    • masquecomunicacion

      Muchas gracias Javier! un placer contar con hombre como tú por nuestro blog!!

      Salu2, paz y amor. Esther y Elsa

       
  2. Ignacio

    Felicidades chicas. Todo nuestro apoyo para ese gran proyecto que es vivir.

     
    • masquecomunicacion

      Mil gracias Ignacio por estar siempre apoyándonos!! besos. Esther y Elsa

       
  3. Aurora

    ¡ Hurra ! por esas mujeres que con tanta ilusión luchan y buscan su sitio y reconocimiento en la sociedad. MUCHAS FELICIDADES.Besos Aurora

     

Añadir un comentario