“No te hagas el muerto” si te quedas en blanco

Hace unos días tuvimos la suerte de contar con Gonzalo Álvarez Marañón (elartedepresentar.com,  @ArtePresentar), en uno de los encuentros INICIADOR que se celebran en La Rioja. El objetivo de este evento era  hablarnos sobre cómo debe enfocar un emprendedor o una empresa, la presentación de su proyecto, sus ideas y su trabajo ante  una audiencia. Nos pareció un charla interesante, amena y con “mucho jugo” que queremos compartir con vosotros a través del blog, pues que saber comunicar una idea, es tan importante como la idea en si y evitar la “Muerte por Powerpoint” de tu audiencia, es todo un arte.

Para conseguir la excelencia en una ponencia o presentación, siempre debemos tratar de conseguir una conexión con la audiencia, mantener su atención y fomentar el recuerdo.

Cuando hablamos de conectar con la audiencia, hay que tener en cuenta a quién nos dirigimos, por lo que habrá que investigar antes sus Actitudes, Demografía (podemos distinguir tres grandes grupos: inversores,  clientes o socios) y Necesidades. Según su “ADN”, los recursos que usaremos serán diferentes, así que, cuanta más información tengamos sobre nuestro público, mejor podremos aprovecharla.

Un error muy frecuente, es que muchas veces, no escuchamos las necesidades, pues tenemos una idea preconcebida de los problemas, y ni siquiera preguntamos. ¡ERROR número 1! Pregunta siempre al cliente cuáles son sus necesidades, qué es lo que quiere. Escúchale. El mayor error en una presentación, es hablar y no responder a ninguna necesidad.

 También debemos dirigir y mantener su atención. La atención del oyente dura como máximo 20 minutos. Después de esto, hay que hacer algo distinto, sorprendente, que vuelva a captar la atención. Aprovecha el principio y el final de la presentación, para hablar de la idea clave, ya que es cuando más atención conseguimos. Y utiliza la última transparencia, que es la que más tiempo esta visible, para poner tu idea principal y tus datos de contacto.

Fomentar la comprensión y el recuerdo pues podemos recordar hasta cuatro conceptos clave, así que no debemos abusar ni aburrir al público con mucha información, datos técnicos… primero seduce, tratar de cautivar al cliente, para así conseguir una segunda cita, y poder explicarle más datos de nuestro producto.

Es importante dar siempre respuesta a estas preguntas con tu presentación. Y NUNCA des razones negativas:

  • -        Qué necesidad resuelves
  • -        Cómo pretendes resolverla
  • -        Por qué eres precisamente tú el más indicado
  • -        Qué necesitas para resolverla
  • -        Cuál es tu modelo de negocio (Cuando hables con inversores, sedúceles contándoles cómo vas a obtener beneficio).

Esperamos que estos consejos os ayuden, y vuestras presentaciones sean todo un éxito ;)

Si te ha gustado este post, suscríbete aquí y recibirás gratis todas nuestras actualizaciones

Compártenos!

Publicado en por masquecomunicacion en Branding, Emprendedores, La Rioja, Marketing, Mas que Comunicación, Pymes

Añadir un comentario