Nuevas formas de publicidad online

Seguro que ya os habíais dado cuenta… pero si no, nosotras lo afirmamos desde ya… ¡la publicidad está cambiando en Internet!. Los primeros espacios online, como el banner (una banderola publicitaria situada en una web ahora también llamada “display ad”) o las pop-up windows (ventanas emergentes que aparecen sin avisar…) están ya dando paso a nuevas formas de anunciarse en la red mucho más eficaces y creativas que ayudarán a completar nuestra estrategia de publicidad.

Empezamos por algunas de las más utilizadas. Por ejemplo, el email marketing, un correo electrónico cada vez más elaborado y creativo que va directamente dirigido a un público muy concreto y segmentado, o por lo menos debería…, para informarle o enviarle ofertas y promociones. Y también el vídeo marketing (del que ya hablamos en un post largo y tendido ) y que básicamente consiste en el uso de la imagen audiovisual a través de la red para lograr objetivos dentro de una estrategia de marketing global.

cabecera mailchimp

Pero entre las nuevas formas de anunciarse en Internet aparecen algunas que últimamente están muy de moda y de las que seguro que has oído hablar. Algunos de estos innovadores sistemas publicitarios están desarrollados por los propios buscadores y es la propia empresa la que gestiona sus campañas a través de ellos, de una forma relativamente sencilla. Se engloban dentro de lo llamado SEM Search Engine Marketing. Bajo estas siglas no sólo está todo lo relacionado con el SEO (posicionamiento natural), sino también todo lo relacionado con la promoción y aparición, pagada, en buscadores.

Aquí nos encontramos con Google AdWords, el programa de Google para ofrecer publicidad patrocinada a sus anunciantes, una publicidad que suele aparecer simultáneamente a los resultados de búsquedas naturales en la zona superior o lateral derecha, incluso con un fondo de color distinto que los diferencia de los contenidos naturales. El pago por clic es la moneda de cambio, de tal forma que los anunciantes sólo pagarán por aquellos anuncios en los que se ha hecho clic, y los dueños de páginas web, cobrarán en función del número de clics que hayan generado los anuncios en su página web.

Paso 1. Creas el anuncio y eliges las palabras clave (Adwords te ayuda en esa elección si quieres)

Paso 2. El anuncio aparece en Google cuando los usuarios buscan por una de las palabras clave creadas por ti.

Paso 3. Cuando el usuario hace clic tu pagas a Adwords

Entre sus ventajas están, además de llegar a un público interesado en tu anuncio, que el anunciante puede modificar los anuncios, adaptarlos a diferentes formatos o incluso algo genial para empresas locales (y nosotras sabemos mucho de eso…), puedes orientarlos a ubicaciones geográficas concretas configurando los anuncios para que se muestren sólo a aquellas personas que realizan búsquedas en una región concreta ¿interesante no?. Además, con Adwords puedes ajustar el presupuesto hasta obtener los resultados deseados. ¿¡Que sólo tienes 10 euros al día para gastar?! Pues Google adapta todo para no sobrepasar ese presupuesto. Y, por supuesto, los resultados son totalmente medibles a través del coste por clic.

En la línea de AdWords también existen otros sistemas como Yahoo! Advertising Solutions

Además, podemos contratar publicidad en portales o sitios web a través de diferentes formatos, imágenes, vídeo o textos, que aparecen en determinadas zonas de las páginas web, en forma de banners. Pues esto tiene otro nombre, sí otro…, que en el post de hoy hay que estudiarse bien toda la terminología…, y es Google Adsense. En este caso, Google comparte los ingresos de este tipo de publicidad con los propietarios de las páginas web. Su funcionamiento es sencillo y Google da las pautas para que cualquier persona con unos conocimientos mínimos pueda usarlo. Básicamente, el anunciante elige grupos de palabras que Adsense usará para determinar el anuncio adecuado en una página determinada. Este tipo de publicidad está siendo muy utilizada para la difusión de blogs y para generar en estos una fuente de ingresos adicional que permita rentabilizar económicamente el blog. Pero ¡cuidado! Siempre que esté bien planteado y que no suponga una intrusión demasiado molesta para el lector, porque en ese caso… seguro que la rentabilidad económica acaba por desbancar a la otra rentabilidad, la de los contenidos y los usuarios que son fieles a tu marca… ¡Tienes que lograr un equilibrio entre ambas para triunfar!

Además, también puedes rentabilizar tu blog o web con el Marketing de Afiliación. A través de diferentes plataformas de afiliación se realiza la venta de banners o anuncios publicitarios en un sitio web, que proporcionará ingresos económicos al mismo en función de la actividad que generen y gracias a las afiliaciones web.

Existen ya unas cuantas plataformas de afiliados en el mercado para escoger: TradedoublerAdjalWebgainsAffili.netZanox o Netaffiliation, entre otras. Y también plataformas que comparan a su vez las plataformas disponibles en el mercado para que puedas escoger la que más se adapte a tus necesidades concretas, como Afiliado o Sistemasdeafiliados.

Y, por último hoy…, porque seguro que os seguiremos hablando de nuevas formas de publicidad online más veces, hacemos una mención al Remarketing, que permite mostrar los anuncios mientras navegan a usuarios que ya han visitado con anterioridad nuestra web o tienda online. Son, por tanto, acciones publicitarias muy focalizadas directamente a personas o clientes que ya nos han visitado y podemos preparar para ellos campañas especiales en función de sus preferencias por ejemplo, lo que sin duda resultará mucho más eficaz que lanzarle una campaña genérica de nuestra web, porque ya la conoce… Puedes hacerlo, por ejemplo, a través de Google Ad Innovations.

Y dejamos en “veremos…” la publicidad en redes sociales, que será para otro post que estamos preparando ya…

Si te ha gustado este post, suscríbete aquí y recibirás gratis todas nuestras actualizaciones.

Compártenos!

Publicado en por masquecomunicacion en Marketing on line, Posicionamiento Web. SEO

Añadir un comentario