Benchmarking o estrategias para analizar a tu competencia

Seguro que aunque no hayas oído esta palabra de origen inglés, sabrás de lo que te estamos hablando. El benchmarking trata de analizar las acciones de nuestra competencia es un ejercicio que todos realizamos a la hora de emprender un nuevo negocio o de querer mejorar el posicionamiento del nuestro, ¿verdad?

Benchmarking

Para aquellos que todavía no lo hayan puesto en marcha, con benchmarking identificaremos las técnicas y estrategias que funcionan y podemos aplicar a nuestro negocio, reportándonos información valiosísima. Los benchmarks, por lo tanto, son los servicios o los procesos de trabajo que utilizan las empresas con mejores prácticas, en las que nos fijaremos para pararnos a analizar la nuestra y crear un estrategia que nos lleve hasta nuestro objetivo final. ¡Aprender, mejorar e innovar son las claves!
 

Con la digitalización de las marcas, el benchmarking ha pasado también al mundo online. Aumentar la competitividad de nuestra marca con respecto a las demás y ofrecer el mejor servicio marcará la diferencia. Así que nos ponemos manos a la obra y te damos las claves y te explicamos los primeros pasos para aplicar esta estrategia con eficacia.

Desarrollaremos el benchmarking digital en cinco fases:

  1. Análisis de la competencia. Para poder comparar las mejores prácticas, nos mediremos con nuestra competencia ajustada a unas características similares a las nuestras basadas en la situación geográfica, el tipo de producto o servicio, el público objetivo y la especialización en caso de que exista. Haremos un análisis DAFO de los puntos fuertes y débiles, veremos aquí en qué son líderes y averiguaremos cómo lo han logrado. También nos dará mucha información los puntos débiles porque podremos adelantarnos a posibles “fracasos” y ver cómo los han solventado. Algunos términos en los que nos podemos fijar, además de los indicadores del siguiente punto son la capacidad de organización, las iniciativas estratégicas de la empresa, los plazos de respuesta y la calidad de la atención al cliente, los resultados y los procesos intermedios como la publicidad, los productos o los servicios.
  1. Tendremos que identificar y acortar, en caso necesario, los indicadores de marca que pueden reportarnos información útil para nuestro análisis. Algunos de los principales son el SEO, las redes sociales y el branding. Concretamos en este listado qué podemos analizar en cada uno de ellos:
  • SEO
    – Links entrantes. Cuántos enlaces apuntan a la web de nuestros competidores y desde qué páginas se enlazan.
    – Páginas indexadas en buscadores. Cuántas páginas aparecen indexadas por los motores de búsqueda de Google, Yahoo o Bing.
    – Etiquetas meta utilizadas en el sitio web. ¿Cómo se describe la web? ¿Qué palabras utiliza para que los robots de búsqueda la identifiquen y aparezca en los resultados?
    – Velocidad de carga del sitio web. Cuanto menos tiempo de carga tenga, mejor posicionada estará de cara a los buscadores.
    – Influencia del sitio web en redes sociales. ¿Cuántos seguidores tiene? Pero sobre todo, ¿qué interacción tienen esos seguidores con el contenido compartido?
    – Contenido. ¿Qué tipos de contenido comparten en su web o blog corporativo? ¿Son útiles para el usuario? ¿Hablan de sus productos o servicios?

  • Redes Sociales
    – Presencia en plataformas sociales. ¿En cuántas redes sociales están presentes? ¿En todas? ¿Solamente en las que creen que se adaptan mejor a su público objetivo?
    – Actividad. ¿Con qué frecuencia actualizan las redes sociales? ¿En qué horarios? ¿Cuáles son los resultados de su actividad?
    – Comunidad. ¿Cómo es su comunidad? ¿Qué edad/sexo/país?
    – Engagement. ¿Cuánta participación por parte de su comunidad hay en sus redes sociales?
    – Contenido. ¿Qué tipo de publicaciones comparten? ¿Publican contenido corporativo o también contenido que puede ser interesante para su público? ¿Mantienen su imagen corporativa?
    – Aspecto visual de los canales. ¿Identificarías una imagen, un icono o los colores de la competencia? ¿Tienen una identidad corporativa definida?
    – Acciones especiales (campañas, publicidad, apps…)¿Realizan campañas en medios sociales de publicidad o acciones específicas enfocadas a su público? ¿Qué y cómo lo hacen? ¿Qué resultados medibles tienen?

  • Branding
    – Naming. ¿Evoca su nombre al producto o servicio que venden?
    – Identidad de marca. ¿Reconocerías a la marca por sus características?
    – Claim. ¿Cómo atraen al cliente? ¿Qué tipo de lema utilizan?
    – Tono. ¿Cómo se dirigen a sus clientes? ¿Son cercanos?
    – Mensajes. ¿Qué mensajes destacan de su marca? ¿Por qué deberías comprarles a ellos y no a su competencia directa?
    – Percepción. ¿Qué sensaciones te produce su marca en general?

  1. Números. Es el paso del proceso más laborioso pero fundamental para poder extrapolar más tarde los datos y convertirlos en información. Podemos utilizar una plantilla de excel o una hoja de cálculo para recopilar la información y después extraer conclusiones. Observaremos cada uno de los detalles de nuestra competencia, tanto positivos como negativos. Y si podemos apoyarnos visualmente con ejemplos, mucho mejor.
  1. Comparación. En este paso previo a las conclusiones finales, analizaremos la información cualitativa y cuantitativamente y valorando la importancia y la estructura de todos los datos que hemos recopilado.
  1. Es el último paso del análisis de la competencia, en el que extraeremos las conclusiones que nos han ofrecido los datos: qué podemos mejorar y cómo, cuáles son los costes y la rentabilidad de las mejoras, qué posibles amenazas y oportunidades hemos encontrado y cómo podemos adaptar la información a nuestro negocio.

¿Te ayudamos? ¡No dudes en contactar con nosotras!

logo-mas-que-comunicacion-internet-empresas-emprendedores

 

 

 

Compártenos!

Publicado en por masquecomunicacion en Estrategia, Marketing, Marketing on line, Monitoring, Pymes, Redes Sociales, Reputación corporativa, web 2.0

Añadir un comentario