Don’t feed the troll

Dedicamos mucho tiempo al día en las redes sociales, interactuando con otras personas o simplemente cotilleando los perfiles ajenos de personas conocidas o famosas. Dedicamos todo este tiempo sin percatarnos de que otras personas también andan por ahí husmeando nuestros perfiles. Provocamos en el resto de personas iguales sensaciones que ellos despiertan en nosotros, de esta manera podemos sentirnos enfadados con lo que alguien publica o quedar enamorados del perfil de alguien. Cuando estos sentimientos son demasiado negativos podemos ser fruto de obsesión por parte de otros usuarios en las redes y sufrir acoso por parte de los llamados… Trolls.

Troll redes sociales MQC

  • ¿Qué podríamos definir como Troll?

 

Con sólo escuchar el nombre ya nos podemos imaginar que no puede ser algo bueno. Los trolls son personas que buscan provocar de manera intencionada a otros usuarios creando debates, controversias y ofensas mediante insultos o algún mensaje ofensivo. Sus centros de actuación son sobre todo las redes sociales, los foros y los blogs… Es muy importante tener en cuenta este tipo de perfiles sobre todo si tu perfil es corporativo. Si tenemos un perfil social de empresa, tener una legión de trolls en nuestra contra puede perjudicar seriamente la imagen de nuestra marca. Hay que saber diferenciar correctamente entre un cliente insatisfecho y un troll. Un cliente insatisfecho es algo común en las redes sociales. La intención de un troll no es más que el provocar o desacreditar la imagen de tu marca sólo por mera diversión.

  • ¿Cuántos tipos de trolls conocemos?

 

Existen varios tipos de trolls en Internet, a todos nos sale el espiritu troll de vez en cuando. Hay algunos con los que podemos llegar a pasárnoslo bien si sabemos como tratarlos y como contestarles, pero existen otros muchos trolls salvajes que son indomesticables, estos muchas veces es mejor pasar de ellos e incluso bloquearlos si es necesarios. Os dejo una pequeña lista de los trolls más relevantes:

    1. El novato: El típico novatillo que se abre un perfil sólo para “trolear” y tiene un insignificante número de seguidores. Normalmente acabará cerrándose el perfil a las pocas semanas o dejándolo en desuso.
    2. El pensador: Es un estratega nato, contactará con usuarios que tengan buen nivel de seguidores y penetración, usuarios que pueden perjudicar a tu marca. Logrará que ellos se encarguen de propagar su crítica y sin duda, pueden hacer mucho eco en las redes.
    3. El pesado: Como te pille, no para. Aparece en todas tus conversaciones, aparecerá hasta en tus peores pesadillas. Debes frenarlo en seco pues puede ser un verdadero suplicio. Bloquearlo puede ser una opción, pero seguro que encuentra una manera de volver… siempre lo hacen.
    4. El omnipresente: Su perfil está creado únicamente para trolear, está en todos lados y siempre liandola. No concibe utilizar las redes de otra manera que no sea provocando. Su finalidad es el egocentrismo y sentirse admirado por la comunidad troll.
    5. El hater: Su sistema de troleo es el insulto y la difamación. El odio es el desencadenante principal, el odio hacia tu marca o hacia tu persona. Una persona frustrada y decepcionada, que intenta imponer su criterio a base del insulto. Es el peor de todos, pues cualquier cosa que hagas o digas estará mal. Es imposible pararle los pies, y en algunos casos, tendrás que buscarte un abogado para librarte de el.
    6. El gracioso: Es un troll simpático que siempre busca hacerte la jugarreta planteándote casos totalmente normales y esperando tu respuesta para hacer la gracieta. Son trolls fáciles de controlar y si sabes como tratarlo puedes ganarte el cariño de tus seguidores.
    7. El líder: Existen perfiles en las redes que nadie sabe como, pero se han hecho una legión de seguidores inmensa. Son líderes de opinión en las redes. Estos perfiles tienen mucho peligro pues sus seguidores hacen todo lo que el líder ordena y pueden crear una imagen a tu marca terrible.

 

 

    1. Identifícalo: Es importante saber que se trata de un troll y no de un cliente insatisfecho, a menudo pueden parecer similares e identificar a un grupo de clientes insatisfechos como trolls y no tratarlos como se merecen pueden crear una imagen pésima de tu marca.
    2. Inténtalo por privado: Intenta contactarle de manera privada, preguntarle las causas de su frustración, es difícil que funcione, pero si da resultado te ahorraras muchos disgustos y quebraderos de cabeza.
    3. Don´t feed the troll: Si no ha funcionado el punto 2, es importante que nunca y repito nunca alimentes su mensaje en público. Si le das mas importancia de la necesaria delante del resto de tus seguidores entonces el troll habrá logrado su cometido. Dejándolo en la indiferencia lograremos matar al troll en muchos casos, otros necesitaremos bloquearlo. Como ya hemos visto, lo que los mueve es provocar, si no caes en la provocación buscarán otro lado donde le hagan caso.
    4. Crea unas normas de tu comunidad: Te será mas facil reportar o bloquear a alguien si no cumple unas normas previamente señaladas. De esta manera muchos se lo pensarán dos veces antes de intentar trolearnos.

Estas son algunas maneras de librarnos de los trolls, pero existen muchas más y algunas muy creativas. ¿Habéis tenido alguna experiencia con los trolls? ¿Cómo las habéis solucionado? Contadnos vuestras experiencias.

Ana López, Directora del Departamento de Marketing y Comunicación de la empresa https://www.faxvirtual.com/ y https://www.fonvirtual.com/

Compártenos!

Publicado en por masquecomunicacion en Community Manager, Facebook, Instagram, Mas que Comunicación, Pymes, Redes Sociales, Social Media

Añadir un comentario