10 cosas que no debes hacer en la red social de tu empresa

La manera de hacer marketing ha evolucionado convirtiendo el marketing tradicional en marketing digital, que incluye, la promoción de una empresa mediante la utilización de las redes sociales y otras plataformas o herramientas que podemos encontrar en la red, como por ejemplo; Mailchimp, canales de Youtube, aplicaciones y muchas otras.

10-cosas-que-no-debes-hacer-en-la-red-social-de-tu-empresa

Normalmente los encargados de gestionar estas redes sociales son los Community Manager, ellos tienen la capacidad de decidir qué, cómo y cuándo se publica una información sobre la empresa por la que trabajan, en las distintas plataformas y redes sociales, ya sea Twitter, Facebook o Instagram. Pero hay unos límites que debemos tener en cuenta y que no se deben sobrepasar nunca, porque pueden costar al encargado de dichas redes el trabajo y una crisis de reputación para la empresa.

¿Qué  no debemos hacer en las redes sociales?

  1.       Criticar a la competencia

Encontramos a muchas empresas que a la hora de promocionar su producto o servicio, tienen tendencia a hacerlo dejando mal al producto de su competencia, para remarcar que el suyo es el mejor mediante una comparativa de ambos. Hacer esto es un grave error, ya que otorgará a la empresa una pésima imagen. Lo mejor es describir nuestro producto o servicio remarcando sus beneficios y qué lo diferencia de otros productos similares, pero nunca nombrando a nuestra competencia.

Una crisis de reputación de este tipo la padeció, en 2013, la empresa Burger King, que directamente no fue criticada por su competencia, McDonalds, sino que un hacker se dedicó a jaquear su cuenta. Lo que hizo fue cambiar el logo, la biografía y el nombre oficial de la cuenta de Burger King por los de su competidor McDonalds, pero no solo eso, sino que además publicó algunos tweets anunciando que la cadena había sido vendida a McDonalds “por el fracaso del Whoper”, o incluso fotografías desagradables de hamburguesas en mal estado y de empleados consumiendo drogas en sus restaurantes.

1

Criticar a la competencia no es recomendable, porque demuestra que no tenemos argumentos suficientes para destacar que nuestro producto es mejor sin atacar a la competencia, pero jaquear su cuenta es sobrepasar los límites.

  1.       Tratar a los seguidores como si fuesen amigos

Es importante transmitir a nuestro seguidor amabilidad, simpatía, cordialidad, pero siempre utilizando un tono y lenguaje correcto. No es buena idea hablarle con demasiada confianza ni tratarlo como si fuera un amigo, porque esto aportará una imagen de nuestra empresa poco profesional.

  1.       Insultar y entrar en el juego de las provocaciones

Es imposible gustar y satisfacer a todo el mundo, por eso, a veces las empresas se encuentran con comentarios negativos, desagradables o insultantes en sus redes sociales, pero tenemos que evitar caer en su juego. Es esencial contestar con educación e intentar comunicarse con él por otra vía.

Un caso lo encontramos en la tienda Fnac, el encargado de las redes sociales de esta empresa,  frente a un comentario desagradable, no se le ocurrió nada más que contestar con el mismo tono que lo había hecho el usuario.

2

  1.       No admitir las críticas

Que nos hagan críticas es bueno, quiere decir que el producto o servicio ha sido probado pero que no ha satisfecho las necesidades del consumidor. Por ello, es importante leerlas detenidamente y, en el caso que se pueda, solucionar e intentar mejorar el producto, para que aquella crítica deje de tener validez.

Esto pasó con Microsoft antes del lanzamiento de la Xbox One, cuando los aficionados a los videojuegos extendieron el rumor que esta consola solo funcionaría si se tenía internet permanente. Esto encendió la red y empezaron a salir muchos comentarios. El encargado de las redes sociales reaccionó mal frente a las críticas y respondió de mala manera los comentarios de sus seguidores. Finalmente Microsoft lanzó un comunicado de disculpa y argumentando que quién lo había hecho ya había sido despedido.

3

  1.       Dejarse llevar por el ego

El uso principal de las redes sociales no es vender nuestros servicios o productos, sino que es dar información relevante, que puede ser sobre la empresa o sobre temas relacionados con los productos y servicios que vendemos, y que puedan tener interés y servir de ayuda para nuestros seguidores. Si hacemos constantemente publicaciones sobre lo que vendemos u ofrecemos, al final esto puede carecer de interés por el seguidor, y haciendo que termine dándole al botón Unfollow.

  1.       Publicar solo sobre nuestra marca

Es muy importante interactuar con otras empresas a través de las redes. Publicar solo contenido que influya a nuestra empresa puede terminar haciéndose cansino para nuestro seguidor, ya que siempre verá contenido del mismo estilo.

  1.       Borrar comentarios negativos sobres nuestras publicaciones

Que la empresa reciba comentarios tanto positivos como negativos transmite confianza al seguidor, ya que ve como la empresa respeta aquellos que son fieles a su marca y a los que no, y que si no es así no pasa nada. Que nuestra empresa solo tenga comentarios agradables, puede transmitir desconfianza y puede hacer pensar que no respetamos la libertad de expresión.

  1.       Abrir perfiles en lugar de páginas

No es lo mismo un perfil que una página. Muchas empresas tienen tendencia a crear perfiles en vez de páginas. Los perfiles suelen ser de carácter personal, y estan pensados para interactuar con otros usuarios, no con empresas. En cambio, la creación de una página nos permite hacer un perfil de empresa o entidad y poder interactuar con distintos usuarios a la vez, y abarcar muchas más posibilidades que si nos creamos un perfil.

  1.       Abandonar la red social

Cuando se trabaja a través de muchas plataformas, esto puede suponer una dificultad a la hora de gestionarlas, por eso, es mejor trabajar solo con las redes más utilizadas por los usuarios y dejar de lado las otras, para evitar una mala gestión de todas, y perder seguidores.

  1.   Automatizar el contenido

Cada red social es un mundo, y cada una está pensada para una finalidad distinta. No podemos lanzar la misma publicación en todas las redes sociales, sino que se tendrá que adaptar a cada plataforma. Por ejemplo, en Facebook podremos redactar una publicación más elaborada, pero en cambio, Twitter, está pensado para escribir la idea principal y lo que sea más importante, gracias a su límite de caracteres.

Para garantizar el buen funcionamiento de nuestras redes sociales es importante el cumplimiento de estas recomendaciones a la hora de gestionarlas, y así, asegurarnos que hacen correctamente su función de apoyo a la hora de dar a conocer y promocionar nuestra empresa.

Post invitado escrito por Ester Ribas Arbos, Marketing en FormalDocs

Compártenos!

Publicado en por masquecomunicacion en Blog, Branding, Facebook, Instagram, Marketing on line, Mas que Comunicación, Pymes, Redes Sociales, Social Media, Twitter

Añadir un comentario