plan de comunicación

Queridos Reyes Magos…

Publicado en por masquecomunicacion en Blog, Emprendedores, La Rioja, Mas que Comunicación 6 comentarios

carta a los reyes magos

esperamos que a pesar de estar a principios de Enero, nuestra carta os llegue a tiempo pues el año pasado no tuvimos ni un ratito para escribiros. En un principio, pensamos que con la felicitación navideña sería sufienciente pero hemos decidido escribir la carta de manera oficial, pues, con tantas redes sociales y tal y como anda el tema de la privacidad por esos lares igual os llega o tal vez no… así que, más vale asegurarse.

Este año hemos sido buenas, buenas… realmente buenas. A pesar de los tiempos que corren, nos estamos esforzando «un huevo» (y parte del otro) para poder cenar con Amancio Ortega cualquier día de éstos (os aclaramos que es el dueño de Zara, por si no estáis muy puestos en el mundo empresarial y de la moda, no vayáis a pensar que es nuestro primo el del pueblo…) , pero primero tenemos que conseguir que MasQueComunicación.com sea una empresa consolidada, … y estamos en ello, ya vamos para dos añitos de vida y ésto está siendo toda una aventura.  No creáis que si nuestro objetivo es estar en la lista de Forbes, no lo vamos a conseguir no,… a insistentes no nos gana nadie…

Nos gustaría pediros, si es posible, que quitéis del diccionario (RAE, que es quien manda en estos temas…) la palabra «Crisis», no es por nada en especial, tan solo porque es oírla y todo el mundo tiene palpitaciones, taquicardias y se les pone una cara de besugo… que da penita verlas. Igual (y como sugerencia) podríais sustituirla por «sonrisa», «optimismo», «solidaridad» ó incluso podría ser una frase «queremos trabajar con las chicas de MasQueComunicación, » jejeje así, cuando digan «durante el 2013, la crisis va a seguir…», la frase quedará en «durante el 2013, queremos trabajar con MasQueComunicación»… ¿qué os parece la idea? ¡así todos contentos! «qué nos recuperamos de la crisis en el 2050» pues hasta esa fecha… «seguimos trabajando juntos»… ¿Cómo lo veís? ¡»nos ha quedao sembrao»!

Además de este detallito sin importancia, este año, os pedimos llevar a cabo todos nuestros nuevos proyectos y la posibilidad de seguir contando con el apoyo de todos los colaboradores que han confiado en nosotras durante este tiempo, han sido encantadores y superprofesionales. Los temas de formación y las nuevas ideas con otras emprendedoras serán este año gran parte de nuestras prioridades, pero eso os lo iremos contando poco a poco para que tengáis noticias nuestras a lo largo del año.

También nos gustaría, esto ya es un regalazo, un coche a prueba de jabalíes, pues aunque se lo pedimos a Papa Noel, creemos que no le quedó clara la idea, porque el día de navidad no nos esperaba ningún buga en la puerta (eso, o está un poquito «empanao» con este frío… ya sabéis… y eso sí, nosotras necesitamos el coche para trabajar (aunque los de Hacienda no lo entiendan… ya nos gustaría verlos yendo a Bilbao o a Madrid «a patita»…).

Por otro lado, también quisiéramos un poco de tiempo libre. Nos encanta trabajar, eso que quede claro, pero nuestras clases de chino y la bicicleta estática se están quedando estancadas en el salón, y hombre, la bici, puede servir de perchero, pero los idiomas los necesitamos, porque si tenemos que cenar con Amancio, tal vez tengamos que pensar en abrir nuestras mirar al mundo oriental… así que, con un poco (solo un poquito) de tiempo libre (y con ello no nos referimos a tiempo libre a partir de las 3 de la madrugada), podremos compaginar el chino, el inglés, la bicicleta ah! y el peque, que la empresa nació con el peque de Elsa, y el chiquillo también tiene derecho a disfrutar de su madre. Ah! Un canguro! necesitamos un canguro para las ocasiones especiales (ésto apuntadlo en rojo).

También queremos seguir trabajando como hasta ahora: en paz y armonía, con risas cada día. Uy! nos ha salido un pareado! pues lo dicho, que trabajar juntas es un placer, a pesar se ser el yin y el yang, nos complementamos de maravilla.

Queremos seguir aprendiendo todo lo que podamos. Ya sabemos que en enero y febrero vamos a seguir con el curso de marketing turístico pero también uno de marketing mobile no nos vendría nada mal, así que id buscando, que ese será el siguiente.

Inspiración. Necesitamos inspiración, toda la del mundo, a ser posible. No es por ser egoístas, pero el blog (el nuestro y los de nuestros clientes) se lleva parte de nuestro cerebro, y ya sabeis que la inspiración es como la energía, ni se crea ni se destruye, así que, con unos kilitos vamos sobradas 😉

Por el momento, no se nos ocurre nada más, pero si vemos que se nos olvida algo, ya os mandamos un whatsapp, un tweet o un privado por Facebook, ya sabéis que en estas herramientas somos unas «cracks».

Posdata: un Iphone5 no nos vendría nada mal… eso sí, por favor, que no sea a través de Vodafone…

Esther y Elsa. MasQueComunicacion.com

 

Si te ha gusta ¡compártelo!

Etiquetado en , , , , , , , , , , , ,


La importancia de definir bien el blanco para poder hacer diana

Publicado en por masquecomunicacion en Emprendedores, Marketing, Marketing on line, Mas que Comunicación, Pymes, Redes Sociales, Reputación corporativa, Reputación online, Social Media 5 comentarios

Cuando una empresa se plantea lanzar un nuevo producto/servicio y pretende que simplemente poniéndolo en el mercado se va a vender solo, nosotras le decimos… ¡¡¡espere usted sentado!!! Hoy en día, las empresas juegan en un mercado saturado de buenos y malos productos y servicios, el cliente cuenta con multitud de oferta que prácticamente no se diferencia entre sí. Por eso, es tan importante nuestro trabajo. Marcar una buena estrategia, diferenciar el producto o servicio de los del resto de la competencia es vital para lograr un éxito empresarial… y hablamos de estrategia, no de acciones puntuales. Una buena estrategia será la clave para alcanzar el éxito.

Una de las principales y más importantes tareas a la hora de diseñar una estrategia publicitaria es definir bien los objetivos que ésta quiere perseguir con dicha estrategia. La publicidad/marketing puede tener muchos objetivos, sin embargo es importante centrarse bien a cual de ellos queremos enfocar nuestras fuerzas para dar en el blanco. De nada nos sirve marcarnos objetivos imposibles, innecesarios o numerosos si para alcanzarlos no estamos dispuestos a triplicar, cuadriplicar o multiplicar por el número de objetivos nuestras fuerzas.

Como ya hemos comentado alguna vez, “el que mucho abarca poco aprieta”; por eso hemos decidido escribir hoy sobre este tema. Una estrategia publicitaria puede tener muchos objetivos distintos y dependiendo de nuestras necesidades debemos elegir cual de ellos es el que queremos perseguir y centrarnos en uno. Si este hecho tiene tanta importancia es porque el mensaje que se utilice durante la campaña, los medios que se empleen, el presupuesto que se le destine y la evaluación que se realice, girarán en torno a los objetivos que han sido previamente fijados. Sin este primer paso lo damos mal, podemos asegurar que nada saldrá bien.

El anunciante (junto a nosotras) deberá definir entre uno de los objetivos. Todos sabemos que la comunicación no es una ciencia exacta, y que por ello admite remix de objetivos o planteamientos que se salgan de cualquier norma base, pero por centrarnos de alguna forma, nombraremos los objetivos más comunes que persigue una estrategia de marketing:

  • Dar a conocer la marca, la empresa y sus productos: si partimos de cero éste será nuestro objetivo; una vez alcanzado éste podremos marcarnos otro, pero… si no nos conocen ¿Cómo van a confiar en nosotros?
  • Aumentamos la notoriedad: una vez que ya somos conocidos por unos pocos, puede que nos interese que nos conozcan más, aumentar la notoriedad nos ayudará a aumentar nuestras ventas… cuanta más gente nos conozca más prescriptores tendremos y más gente querrá comprarnos…
  • Mejoramos la reputación corporativa: hay vences que las empresas ya son muy conocidas pero no tienen una reputación demasiado buena, esto es vital… no vale que nos conozcan si no nos tienen como referentes, debemos lograr que nos conozcan por lo bueno, que confíen en nosotros, para lograr clientes prescriptores. Nuestra reputación siempre debe ser intachable, a veces es necesario un replanteamiento para que esto sea así (por ejemplo, ante una crisis de reputación de marca, este será nuestro objetivo)
  • Difundir un mensaje concreto mediante estrategias de comunicación personalizadas, optimizando los recursos para que llegue correctamente al público objetivo. Muchas veces nuestro mensaje es claro, nuestro producto es bueno, pero… algo falla, quizás estamos enfocándolo hacia un público que no nos interesa… Definir bien nuestro público objetivo y adaptar nuestros mensajes a él es tan importante, o más, que los objetivos anteriores… muchas veces necesitaremos acciones concretas dentro de una estrategia publicitaria para lograr nuestro objetivo.

Y todo ello siempre enfocado a un mismo fin, mejorar las ventas; porque no olvidemos que toda campaña publicitaria tiene un fin comercial, y si no lo tiene quizás es que no estamos hablando de una campaña publicitaria y si de una campaña propagandística o social… pero eso, ya es otra historia, mejor dicho… otro post…

Si te ha gustado este post, suscríbete aquí y recibirás gratis todas nuestras actualizaciones

Etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Hacer publicidad no es como tomarse un paracetamol para el dolor de cabeza

Publicado en por masquecomunicacion en Branding, Emprendedores, Mas que Comunicación, Pymes Deja un comentario

Cuando a uno le duele la cabeza, se toma un paracetamol y el dolor desaparece.

hacer publicidad no es como tomarse un paracetamol para el dolor de cabeza

(imagen de www.sietepecadosdigitales.wordpress.com)

 

Lo primero que hay que entender cuando uno se plantea hacer una estrategia de comunicación es precisamente eso, que es una estrategia, no una acción aislada. Y para hacer una buena estrategia necesitamos datos, necesitamos tiempo y necesitamos INVERSIÓN. La publicidad nunca es un gasto, cosa que piensan muchos anunciantes porque esta doctrina no reporta beneficios a corto plazo, y al ver que las ventas no aumentan en el primer mes se desesperar, hacen cuentas y deciden que es un “gasto demasiado alto”. Por eso, una buena estrategia publicitaria (suma de tiempo, información y dinero) siempre será una inversión a largo plazo, porque nos hará aumentar mucho nuestras ventas, conseguiremos la confianza de nuestros clientes y será en ese momento cuando nuestro dinero destinado a la comunicación pueda reducirse, porque serán esos clientes los que hagan de prescriptores de nuestra marca.

Hoy queremos contaros los ingredientes que debe tener una buena estrategia publicitaria:

Lo primero de todo es: información, el cliente debe informarnos de todo lo necesario para que la cosa arranque bien. El secretismo que muchos anunciantes tienen, el pavor que parece que les da (algunas veces) a contarnos problemas, cifras o datos sobre su empresa es algo inexplicable. ¿Cómo vamos a empezar bien si no confiáis en la agencia/empresa que va a ayudaros a mejorar?

Lo segundo es la labor documental, eso esta en nuestras manos, debemos hacer un buen estudio de mercado, un buen análisis de nuestra competencia… digamos que debemos marcar unas bases, para construir unos cimientos en los que se apoye nuestra estrategia publicitaria.

Después debemos marcar la estrategia, ahí esta el kit de la cuestión. Este es un trabajo conjunto entre la empresa anunciante y la agencia de publicidad. Debemos definir objetivos, marcar metas, planificar un timming y concretar un presupuesto. Queremos resaltar aquí la importancia que tiene definir bien nuestros objetivos, puesto que de ello dependerá toda nuestra estrategia. Los objetivos deben ser concretos y escasos, no podemos marcarnos 10 objetivos y querer conseguirlos con una sola estrategia; lo ideal es marcar un objetivo (a lo sumo 2 o 3) y centrar todas nuestras fuerzas en conseguirlo; una vez logrado el objetivo, podemos plantear otro y definir bien otra estrategia nueva para ese objetivo… Aquí se ciñe muy bien el refrán “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Ahora llega la puesta en marcha de la campaña; debemos pasar a la acción y llevar a cabo la estrategia que hemos marcados, cumpliendo con los tiempos y confiando en un buen trabajo previamente bien definido… este es el momento de sembrar, para más tarde poder recoger.

Por último, tenemos que evaluar, esto es imprescindible y es algo que pocos clientes hacen. Uno debe evaluar y medir los resultados, en base a los objetivos y a las metas marcadas podremos verificar si hemos hecho verdaderamente un buen trabajo o debemos mejorar… porque “No es más listo el que nunca se equivoca, sino el que aprende de sus errores”.

Con este breve resumen esperamos haber aclarado un poco más en que consiste esto de “la publicidad”. Recordar siempre que esta doctrina no es una medicina milagrosa, no son los 100 metros lisos…; esto es una carrera de fondo, para lo que hay que entrenar mucho y muy duro… 😉

Si te ha gustado este post, suscríbete por correo electrónico o vía RSS y recibirás todo lo que escribamos en MasQueComunicacion.com, ¿nos ayudas a compartirlo? 😉

Etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , ,