Cómo crear un Blog y no morir en el intento

Los blogs se han convertido en una de las plataformas más importante del mundo “punto cero”, y siendo cientos de millones el número de blogs que hay en Internet suponemos que es fácil hacer uno de ellos. Pero no, si no tienes ni idea de programación y quieres tener un blog digno, con un diseño chulo y con contenido de calidad, el tema se complica y si además quieres que los internautas se suscriban a él, entonces “es la caña”.  Hoy te explicamos el camino para no desesperarte y morir en el intento.

Primero tienes que tener claro el motivo de tu blog, en principio es humanizar tu negocio (si es que lo tienes) y reforzar la idea de que tras tu empresa hay “personas humanas” (como dirían algunos…) que van a atender las necesidades de tus clientes.  Además, realizar un buen blog conseguirá que tu web esté mejor posicionada en los buscadores (= a más visitas = a mas ventas), que construyas comunidad entorno a tus productos y servicios, aumentarás tu credibilidad, aumentarás tu diferenciación frente a tu competencia (que no es poca), entrarás en contacto con otros Blogger, compartirás experiencias, generarás contenido para las redes sociales y generarás tráfico… la verdad, todo estó suena genial, ahora hay que hacerlo.

La segunda cuestión (cómo no tienes ni idea de programación, ni programador, ni pasta para ello) decides hacerlo tú solito (ops!… ) y eliges entre los 2 principales proveedores Blogger (www.blogger.es ) y WordPress (www.wordpress.org) . El primero es bastante básico, para principiantes podría valer pero os recomendamos utilizar WordPress ya que realmente su acabado es muy profesional y además es gratis (te recuerdo que no tienes pasta para estas tonterías).

El paso siguiente es el dominio y el hosting, evidentemente lo mejor es que tengas una buena empresa a mano y te lo gestionen ellos, pero si prefieres hacerlo tú solito puedes hacerlo a través de alguna de las empresas que hay en Internet (te recomiendo que la busques en castellano porque la mayoría están en perfecto inglés y no las entiende ni el traductor de Google).

Todo esto antes de empezar, claro.

Una vez que estás en la página de WordPress, te descargas la última actualización del software (y pide a todos los dioses! que sea compatible con tu ordenador, ya sea mac ó pc del siglo XVIII… ).

El siguiente problema aparece cuando te indica que crees una base de datos MySQL en tu servidor a través del panel de control de tu hosting (menos mal, que WordPress y Blogger son para tontos…), ¿qué demonios es eso? No te desanimes que esto está chupao! Si tu hosting tiene CPanel todo se hará automáticamente (¡menos mal!).

Una vez hecho esto, deberás iniciar el proceso de instalación y de configuración del blog. Dicho y hecho!, estarás varias horas eligiendo el “Theme” (tema) o diseño que quieres que tenga y además optimizarlo. Te comerás la cabeza, ya que una vez elegido y optimizado te darás cuenta de que algunas de las funciones que necesitas están colocadas en un mal sitio, con lo que tendrás que volver a empezar el proceso de selección de un diseño que tenga todo colocado cómo y dónde tú quieres. También tienes otra opción, buscar un diseñador web que te lo haga, pero la descartas porque te recuerdo: no tienes pasta para estas tontería. Una vez en este paso, ya no podrás dar marcha atrás, estarás tan metido que por necesidad, por orgullo ó por … acabarás tu blog dignamente.

Lo mejor viene cuando tienes que empezar a elegir los plugins: que si hay que mejorar el SEO (All in one SEO), que si quieres que se suscriban por RSS (http://feedburner.google.com), que si no quieres spam (Akismet), que si quieres que lo retuiteen (Tweet This)… etc y lo mejor ¡¡todo está escrito en perfecto inglés!! Wau!! Qué suerte has tenido, además de hacer un blog tienes un curso acelerado de inglés y además gratis!!! Jo, qué envidia les vas a dar a tus socios…

Cómo crear un blog

Fuente foto: J.Millar

Una vez que tengas todo esto configurado, viene lo mejor, pensar, pensar, investigar, buscar, promocionar, informar… y generar contenido de calidad para que los poquitos suscriptores que vas consiguiendo no se vayan (también puedes enviarles un jamón por Navidad a cambio de sus suscripción, pero… problamente en esta fecha, tendrás menos pasta que nunca, así que olvídalo, cúrratelo un poquito y seguro que no te abandonan).

Pd: Después de esta aventura creando un blog te vas a enganchar más que nunca al mundo “punto cero”.

Si ésto no te ha queda claro, una imagen vale más que mil palabras…

Fuente: Configurar Equipos, web de informática y tecnología