¿Necesitas ayuda?

La mayor preocupación de un Community Manager, de una marca o una empresa con mentalidad 2.0 es que su contenido tenga la mayor difusión posible, por lo que conseguir que un contenido sea viral es fundamental dentro de sus objetivos. Pero ¿cómo podemos hacer que un mensaje sea viral? Esta es la pregunta del millón, que si supiéramos contestarla, probablemente no estaríamos aquí. Aún así, intentaremos hacer una reflexión por contestarla.

Para decir que “algo es viral” tiene que haber sido “recibido” por el usuario y “compartirlo”, lo que para muchos especialistas en Marketing y Publicidad es el objetivo principal de cualquier campaña. Lo cierto es, que la gran mayoría de los usuarios reciben contenidos que no consiguen llamar su atención lo suficiente como para que decidan compartir ese contenido y las marcas buscan la forma de generar un valor para el usuario con el fin de viralizarlo.

En este nuevo mundo en el que el valor está en el contenido, nos damos cuenta que dos de los puntos principales del marketing viral los encontramos en: el contenido con un valor añadido para el usuario y en los beneficios que proporciona.

Ante estos dos puntos, entendemos que los tipos de contenido viral los encontramos en artículos, post, formatos interactivos (como juegos y widgets), vídeos (ya sabemos eso de que una imagen vale más que mil palabras) e infografías como la que os mostramos en este artículo.

Claramente, encontramos que los motivos que van a a conseguir que un usuario decida compartir un contenido en las redes sociales, vía email ó dispositivos móviles con sus amigos y conocidos son:

  • Diversión: que el contenido sea tan, tan divertido que el usuario quiera hacer partícipe a sus amigos, rompiendo con la seriedad y la crisis que todos tenemos en mente.
  • Hechos increibles, ¿hay algo más viral que un suceso que no ocurre nunca? 😉
  • Emociones a flor de piel: ya sabemos que un contenido que llegue al corazoncito de los usuarios va a empatizar directamente con ellos, con sus emociones y con su vida.
  • Opiniones controvertidas: en este mundo de contradicciones, cuando alguien comparte tu propia opinión es motivo suficiente para compartirlo, ¿no crees? y si la opinión del otro es totalmente contraria a la tuya, pues con más motivo.
  • Cuestiones trascendentales sobre la vida: todo aquello que nos haga pararnos a pensar y reflexionar sobre temas relevantes tiene todas las papeletas para ser compartido.
  • Lo que nos gusta un drama: a nuestra cultura le encanta un “dramón de telenovela” así que cuanto más nivel de dramatismo, de pasión y de interpretación, mejor que mejor para convertirlo en viral.
  • Situaciones embarazosas: ¿no os ha pasado nunca, que alguien tropieza, se cae y por dentro (o por fuera) te partes de risa? pues esto trasladado al mundo de internet harán que la vena malvada de los usuarios les haga compartir situaciones embarazosas con sus amigos.
  • Provocación: si alguien dice algo “políticamente incorrecto” (pero que a veces todos pensamos) también es la manera de conseguir una mayor difusión.

Dicho ésto ¿cómo viralizarlo? ¡Pues abriendo La Caja de Pandora!: Facebook, Twitter, Youtube, Digg, Reddit, Stumbleupon, Delicious, blogs y el poder de las redes sociales harán el resto.


Si te ha gustado este post, suscríbete aquí y recibirás gratis todas nuestras actualizaciones

Write a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.