Lección de dos emprendedoras: ¡a este tío me lo cargo!

 

(Imagen de http://www.eldia.es/blogs/basketmania )

 

Hoy, a pesar de nuestro enfado, hemos decidido escribir sin alterarnos, de manera pausada y meditada (aunque a veces la pasión se queda en cada pensamiento que pasa por nuestra cabeza) porque una vez más nos damos cuenta que siempre se aprende algo. La vida está llena de idas y venidas y en el camino siempre han una lección que aprender.

La lección de hoy, nos lleva a sacar dos conclusiones:

La primera: la envidia no es sana (y copiar tampoco) y la segunda: la competencia sí que lo es.

A veces, en este día a día, nos levantamos pensando en nuestro negocio, en nuestros clientes a los que ofrecemos un servicio tan personalizado dando el 200% de nosotras mismas que a veces se nos olvidan el resto de cosas importantes; bueno, no se nos olvidan, pero las dejamos a un lado (temporalmente), claro. Esto nos lleva a centrarnos en nuestro negocio y no en «el del vecino». Y sí, tener amigos cerca es bueno, pero tener a la competencia, también lo es. Esta claro, que tenemos que tener en cuenta lo que hacen, seguir sus pasos (de todo se aprende)… por que, quién sabe, si en algún momento de tu carrera profesional en el mundo del marketing, la comunicación, las redes sociales ó el diseño, puede convertirse en tu mejor colaborador, ¿no crees? No es justo, que por ser «Jóvenes», sin conocer tu trayectoria, tu experiencia, tu formación ni tu trabajo, lo aprovechen con malas artes (ya nos entendemos todos…). ¿No sería más fácil, que cada uno se preocupe de su trabajo y seguir el refrán al pie de la letra? nuestro lema… vive y deja vivir.

Eso sí, a pesar de todo, estamos felices, porque cuanto más difícil intentan ponérnoslo, cuanto más nos pisan los talones, mejor nos salen las cosas. Más fuerzas, ganas e ilusión tenemos por hacer las cosas bien, seguir mejorando y aportando cada día. Somos luchadoras (por si alguién no se había dado cuenta) y ahora además, guerreras. Con ganas y artillería pesada; trabajando como hormiguitas, por nosotras, por nuestro clientes, por nuestros sueños y por todos los que nos seguís y habéis confiado en nosotras desde el primer día. ¡La competencia es sana!

Sobre la segunda lección que hemos aprendido diremos que, no es bueno «copiar» ni aprovecharse del trabajo ajeno. Algunos lo llaman «recreación», pero cuando ver parte de tu trabajo en la página web del vecino, sin nombrar la fuente y además te das cuenta que no es la primera vez que nos ocurre… buff, buff… te hacen sentir dos cosas: la primera, un enfado como una catedral, pero, por otro lado, ¿algo estaremos haciendo bien si han decidido copiar lo que hacemos, no? pues entonces ¡nos quedamos con lo segundo!

Ahora, después de este «Post Desahogo» de hoy… un poquito más relajadas… os deseamos a todos un feliz verano, nosotras seguiremos aquí, al pie del cañón, digo… del blog!

¡Felices VaCaCiOnEs!