¿Necesitas ayuda?

Marketing, vino y medios sociales ¡chin chin!

Perdonad que ultimamente no hemos cumplido “a rajatabla” lo de publicar los martes que es el día que lo veníamos haciendo habitualmente, pero literalmente andamos en “el tajo”, y no estamos dándonos un bañito en el río, que no estaría nada mal, sino que estamos pico y pala en la mina cuidando de nuestros clientes, ¡qué cada día los queremos más y estamos más involucradas en sus proyectos! , pero, ni por un momento penséis que no estamos con un ojo puesto en el blog, para seguir contándoos cositas interesante.

Vino, marketing y redes sociales

(imagen de la web www.papasehijos.com)

Hoy queremos dejar caer una pregunta… “Soy una bodega¿tengo que tener un protocolo de actuación para estar en redes sociales?  ¿qué es y para qué sirve un Protocolo de Actuación? Los que nos seguis de manera habitual ya nos habréis oído hablar de ello alguna vez, pues siempre andamos preparando documentos de este tipo para algún cliente y sí, no somos médicos pero los profesionales de la comunicación online y los community managers también tenemos “protocolos de actuación”, pues nuestro trabajo no consiste en enviar un mensaje por Facebook ó en mandar un tweet (que también) sino en decir qué, cómo, quién, por qué y para qué enviar ese mensaje. Por ese motivo y porque confiamos en empresas innovadoras que permiten a sus empleados sacar partido a las redes sociales y a internet (algo que desde nuestro punto de vista debería ser obligatorio para todas las empresas) existiendo siempre un documento que explique qué, cómo, quién, para qué y de qué manera se va a actuar en las redes sociales, y en este caso, eso lo decidimos nosotras en MasQueComunicacion.com junto con la empresa que lo necesita y una vez que lo hemos analizado.

Es importante tener claro qué hacer ante una crisis ó ser consciente que uno no puede utilizar las redes sociales para vender “indiscriminadamente” como ya nos contó Isra García en este artículo y a pesar de nuestros esfuerzos en implementar buenas prácticas en internet hay muchas empresas que lo siguen haciendo.

Este “Protocolo de Actuación en Redes Sociales” debe ser un documento de trabajo que los trabajadores de una empresa, vamos a poner un ejemplo, una bodega puedan consultar de manera habitual y que debe contener: por un lado la visión general del universo de las redes sociales, pues a veces, los profesionales que nos dedicamos a este mundo, olvidamos que estos usuarios no lo son (en muchas ocasiones, la estrategia de comunicación y marketing de la bodega la lleva un administrativo, un comercial ó un enólogo) y aunque no es lo ideal, sí sería bueno, que si no pueden contar con profesionales de comunicación o social media dentro o fuera de la propia bodega, la gerencia se lo ponga más fácil a “los trabajadores que les cae el muerto” de hacer su trabajo y el de “el vecino”. A lo que íbamos… estos trabajadores de la bodega no son profesionales de la comunicación ni el social media y tenemos que plantearles una visión global que les ayude a conocer la presencia de su empresa en estos nuevos medios. Evidentemente sería ideal que la voz cantante la llevase alguién formado y con experiencia pero los trabajadores de la bodega tienen un conocimiento técnico sobre el mundo del vino que puede ayudar mucho a transmitir la confianza que necesitan las empresas en internet para hacer comunidad o generar “engagement” (compromiso) por parte de los usuarios.

En segundo lugar, y una vez contextualizada la presencia de la bodega deben quedar las bases asentadas tanto de la empresa como del personal. Además, este protocolo o Plan de Actuación también debe detallar el procedimiento de solicitud de las cuentas así como las normas y usos lingüísticos por los que la bodega se va a regir.

Estas guías de uso y estilo en redes sociales establecerá de esta forma, las pautas comunes y homogéneas para todos los trabajadores de esa empresa: Imaginemos que la organización es un organismo institucional o que por ejemplo tiene diferentes sucursales o entes con personalidad jurídica propia, deberá quedar claro el espacio de relación y participación de todos los implicados.

Asimismo, conocer las herramientas, la estrategia a seguir, las recomendaciones para mantener una presencia adecuada y fructífera, los distintos usos y los objetivos y criterios de estilo comunicativo. De esta forma, y con un protocolo de actuación “por si las moscas”, el personal de la bodega,  podrá ser capaz de reaccionar ante una crisis ya sea interna, por un fallo de sus vinos; por haber enfocado una estrategia de marketing no adecuada ó por una mala actuación de un empleado ó externa, causada por agentes externos que escapan de su control directo en los que la capacidad de reacción es clave para hacerle frente.

Y ahora ¡ánimo y al toro!

Si te ha gustado este post, suscríbete aquí y recibirás gratis todas nuestras actualizaciones

Write a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.