Que no se te atraganten las cookies… Cómo cumplir la Ley de Cookies

Cookie Monster

Cookie Monster

Un inciso antes de empezar… recordemos que una cookie es un dispositivo que se descarga en el ordenador del usuario al navegar por Ia web, con la finalidad de almacenar datos que podrán ser usados por los propietarios de los sitios que descargan esos dispositivos. Las cookies guardan cierta información de los usuarios que acceden a una página web y permiten disfrutar así de servicios como las estadísticas web, por ejemplo.

La Ley Europea de Cookies regula todo lo relacionado con el uso de las cookies, normativa, responsabilidades, requisitos de aplicación, etc. Básicamente estipula que las webs no pueden instalar cookies en los ordenadores de los usuarios salvo que éstos den su consentimiento. Después cada país entiende eso de “que el usuario da su consentimiento” de la forma que considere y con las restricciones que entienda oportunas.

Y aquí llega el lío, por lo menos en España, que hemos cogido la frase al pie de la letra. Hasta ahora, para cumplir la legislación en materia de cookies valía con informar de su uso en el aviso legal de cada sitio, dando por hecho que el usuario lo aceptaba. Y así lo hacíamos todos o casi todos…

Pero ahora…

No, no, no eso no, no, no, eso no, no, no es así…

Este verano se publicaba en España una modificación de la norma que la hace sin duda más estricta y restrictiva, que ha desatado la polémica y despertado ¡al mismísimo monstruo de las galletas! al estar llena de polémica por su difícil aplicación en muchos casos y por su ambigüedad en otros.

¿Cómo cumplir la Ley de Cookies?

La normativa actual es más estricta y exige que se avise de manera visual al entrar en la página. Los usuarios tienen que saber que la página por la que navegan instala cookies previamente a su posible instalación.

Ese mensaje debe informar al usuario del uso de cookies en el sitio y enlazar a la sección o aviso legal donde se trate la política de cookies, donde se explique qué tipo de cookies se están utilizando, para qué y cómo desactivarlas. Puede ser un mensaje que aparece en la pantalla al entrar en la web, una ventana pop-up, una barra en la parte superior o inferior de la pantalla…

La polémica se refiere, además, a esa “autorización” del usuario. Es decir ¿basta con ese mensaje informativo previo a la navegación por la página web o es necesaria una autorización expresa que implique dar su consentimiento pinchando en una casilla, por ejemplo, o teniendo la posibilidad de rechazar esa instalación desde el principio?

El problema aquí es que la mayoría de los usuarios de Internet desconocen qué son las cookies y para qué sirven así que seguramente cuando les aparezca un mensaje en la pantalla que les pide permiso para instalar “no sé qué…” pues digan que no…

Para que eso no te pase, te dejamos algunos consejos:

–       Sé claro y creativo en el mensaje para que el usuario lo entienda

–       Facilita que el usuario autorice las cookies explicando sus beneficios

–       Basta con pedirlo en la primera visita, salvo que hagas modificaciones al texto

–       Usa una casilla de verificación de cookies en el formulario de registro de usuarios

–       Ten en cuenta el diseño y mecánica de la web porque cuanto mejor encaje la información que se ofrezca sobre las cookies con el resto     de los contenidos de la página   web   y   su   mecánica   de   funcionamiento,   más   probable   es   que   esa información sea leída y aceptada por los usuarios

–       Localiza el mensaje en un lugar visible y que llame la atención del usuario para garantizar su accesibilidad y visibilidad

–       Usa un nombre claro e intuitivo como “Política de Cookies” para aumentar su accesibilidad y visibilidad

IAB Spain ha elaborado una página web muy útil llamada “Privacidad en Internet”, puedes visitarla para entender cómo afectan las cookies tanto a los usuarios como a las empresas. También puedes descargarte la “Guía sobre el uso de las cookies” de la Agencia Española de Protección de Datos, muy útil para conocer con profundidad las normas de uso, obligaciones, consentimientos…

Para acabar, te  dejamos esta infografía, también creada por IAB Spain, que resume de forma muy gráfica y visual cómo cumplir la normativa respecto a las cookies.

INFOGRAFIA_COOKIES_IAB

1 comentario
  • Responder profesordeseo

    1 octubre 2013, 23:37

    Es algo demasiado complicado de cumplir para cualquier bloguer, estoy seguro de que muchos no saben que son.

    La sanción económica es la misma para todos independientemente del fin de la página, no?

    gracias

Write a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.