¿Necesitas ayuda?

¿Avión o helicóptero? Aterriza en condiciones con tu landing page.

Landing page

Aterrizamos, y esta semana lo hacemos de la mano de las landing pages. Si este término todavía no te resulta familiar, sigue leyendo, porque esperamos que el post consiga  que las páginas de aterrizaje –esa es su traducción literal- formen parte incluso… ¿de tu cena de Navidad?

Y como en masquecomunicacion nos gusta empezar siempre por el principio, en primer lugar diremos lo que son las landing pages, que no son otra cosa que páginas de aterrizaje a las que llegan los potenciales clientes (a través de campañas de marketing online y que ayudan a medir el impacto y éxito de dicha campaña), y cuyo variopinto objetivo puede ir desde vender un producto, conseguir suscriptores… hasta rellenar un formulario o descargar contenido. Se configuran por lo tanto, como uno de los instrumentos esenciales para generar nuevos enlaces de los marketeros B”B con largos y complejos ciclos de ventas.

Pero lo complicado viene ahora, ¿Cómo optimizar las landing pages?, ¿cómo conseguir esos objetivos?  ¿cómo hacer que los usuarios de nuestra landing page den el paso que nosotros pretendemos?

La respuesta parece clara: consiguiendo crear la página de aterrizaje perfecta. Y si tan clara y sencilla parece la respuesta, más  sencillo resultará crearla siguiendo las premisas que os vamos a contar.

En primer lugar, tendremos que asegurarnos que nuestra landing page tenga todos los componentes requeridos y que el usuario vea “ de un plumazo” tanto el título del producto o servicio acompañado de una foto de éste, como una descripción detallada de los beneficios o características principales, y lo que es todavía más importante… una llamada de acción. De modo, que tendría que tendría que tener un aspecto parecido al siguiente:

Landingpage

Como es más que obvio, lo fundamental de las páginas de aterrizaje, es conseguir optimizarlas, y para ello, se parte de una serie de tips que desarrollaremos uno por uno: diseño, formas, valor de la información y análisis continuo de ésta.

De este modo, para conseguir un buen diseño, no sirve con conseguir dar una imagen de lo más innovadora, futurística o minimalista de la landing page, sino proporcionar un diseño coherente con la marca, y con los valores que ésta transmite. Para ello, toman gran importancia el branding, colores y estilos de ésta, que las formas que se adoptan sean simples, fáciles de completar y que estén bien visibles,, y sobre todo que dicho diseño consiga destacar la llamada de atención (y sin caer en el error de que el usuario dude cómo completar esa llamada de atención).

Por lo tanto, no cabe infravalorar la importancia de la forma, ya que pueden hacer que un usuario –dispuesto a responder a nuestra llamada de atención-, se sienta incómodo y “nos deje con las ganas”; de modo que será recomendable que la información recogida en las diferentes celdas (que pueden delimitarse para ayudar a conseguir la meta) sea relevante.

Una buena forma de comenzar a construir una relación con el usuario puede ser haciendo uso del correo electrónico y redireccionando un mensaje a tu landing page (a la que llegarán los usuarios que de verdad estén interesados en tu producto o servicio), lo cual se conseguirá si la página de aterrizaje consigue tentar a los usuarios a proporcionar su información (basta con buscar el incentivo correcto para ello). El valor de la landing page responderá a una serie de preguntas, recomendables de plantearse previamente al lanzamiento de la página, que son: ¿es la oferta relevante?, ¿es valiosa y por lo tanto, proporciona realmente un beneficio al usuario?, ¿es oportuna y apropiada a la etapa del ciclo de venta en la que se encuentra el producto?. Si es así, los usuarios conseguirán su recompensa y sentirán que han tomado la decisión correcta proporcionando sus datos.

Todo ello, debe ser analizado continuamente, ya que muchas veces caemos en el error de no seguir estadísticamente y ajustar continuamente la estrategia que persigue la landing page a los cambios que se producen (o a los errores que no hemos detectado), lo cual puede ser realizado por nosotros mismos o por especialistas en social Media como el equipo de masquecomunicación.

Así que diseña, analiza y proponte metas a cumplir, y recuerda: “lo importante no es solo llegar al éxito, sino también disfrutar del camino “y del exitazo que estamos seguras, que va a alcanzar tu landing page.

¡Si te ha gustado, comparte!

Write a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.